El divertido juego de sortear hoyos y rumas de basura en las veredas de nuestra ciudad

El juego de la Impronta

Todo indica un mañana desolador. Las veredas de Concepción es el fiel reflejo de nuestra ignominia, por dejación y venalidad de servidores públicos, que devanean de sus cargos y con argucia tramitan su encargo.
Fulleros o caballeros, en este juego es lo mismo, el deterioro y mal traer de la ciudad les pasará la cuenta de su dispendio.
Que pretenden, aún no lo comprendo. Por ventura la dimisión de la ciudadanía a circular por un espacio seguro y limpio, que hoy no es más que hoyos y basura.
Por desgracia de ustedes, la resistencia de este juego será comandada por un experto en este tipo de asuntos, hasta que los palurdos berreen su equivocación.